¿ERES TAN ANÓNIM@ COMO TE CREES?

EDUCACIÓN EN Y CON DERECHOS_5

En esta entrada de estos monográficos sobre la educación en y con derechos (de la infancia) toca abordar ahora el de la protección, más específicamente  respecto a las redes sociales.

Hace ya un añito, más o menos, principios de 2019 quizás, hice una dinámica parecida a la siguiente con mi alumnado de 4º de primaria. Te invito a ver el vídeo  de @unicef_es que me sirvió de inspiración:

eres tan anónimo

-IMPORTANTE: Se puede hacer a partir de cuarto de primaria, donde el uso de las redes, selfies, etc ya ha llegado y se inicia según un informe de la Policia Nacional de 2019. El contenido de la rueda de prensa, las preguntas así como las familias cómplices se adecuarán según el grupo.

Con las familias como aliadas dentro del proceso de Enseñanza/aprendizaje como coeducadores al igual que nosotras y nosotros, hicimos una especie de rueda de prensa basada en la presentación de un libro, como si fueran escritores/as famosos/as.

1.- Con la premisa del fomento del placer de la lectura, después de leer un libro, realizamos de manera sistemática una rueda de prensa . En esta actividad se sienten muy motivad@s por ponerse de cara a sus compañer@s y contar de qué va el libro, cuáles son sus personajes, cómo se ha sentido al leerlo, etc. Del mismo modo que un/a autor/a presenta su libro y un grupo de periodistas le plantean preguntas sobre su obra, ellas y ellos son entrevistad@s por sus compañer@s sobre el libro qué han leído. Es una tarea post-lectura muy enriquecedora que les hace querer leer el libro que su amiga o amigo ha recomendado, además de perseguir otra serie de objetivos. Además, una vez al mes, hacemos la misma rueda de prensa pero invitando a familias.

2.- Un día, después de la rueda de prensa, cada niña y cada niño tenía una pregunta extra preparada, íntima y personal, sobre la niña en cuestión que iba a ser entrevistada, recopiladas anteriormente gracias a un montón de información que sus familiares nos habían dado sobre ella. Además, fue rueda de prensa con familias invitadas. Así, cuando terminaron las preguntas habituales sobre el libro, empezaron:

-¿Tienes novio?

-He visto que sales en muchas fotos al lado de un chico…. ¿Es de tu familia?

-¿Desde cuando vas a piano? ¿Podrías tocarnos algo en la clase de música?

-Cada fin de semana, subes al chalet familiar que tienes en  la montaña, ¿no te da miedo que entren los ladrones en tu casa?

….

3.-La cara de la niña era cuanto menos sorprendente. Antes que tuviera tiempo de sentirse atacada, amenzada o intimidada, cortamos la entrevista y pusimos el vídeo de UNICEF.

4.-Comprendieron, ya que muchas y muchos ya juegan con móviles de sus progenitores, lo expuestos que estamos en las redes y lo peligroso que puede llegar a ser pues, sin conocernos, podemos saber todo l@s un@s de l@s otr@s.

Por supuesto, aprovechamos la sesión para hacer “Escuela de Familias” sensibilizando a l@s presentes sobre los materiales que suben a sus redes sociales, los momentos en los que lo hacen y los engaños que pueden ver o creer.

OBJETIVOS específicos de esta rueda de prensa especial:

-Advertir de los principales riesgos que conlleva una sobreexposición de la vida privada.

-Sensibilizar al alumnado y a sus familias sobre los derechos a la protección y a la intimidad.

-Concienciar sobre el uso responsable de las redes sociales.

-Conocer protocolos de detección, protección y actuación ante los riesgos que suponen las redes.

CONTENIDOS:

-Derechos, Herramientas digitales, Redes Sociales, Riesgos, Herramientas de detección, protección y actuación ante los peligros de las redes sociales.

EVALUACIÓN:

Para evaluar dicha actividad creamos un mural en el que plasmar emociones sentidas o vividas durante la sesión. Se trataba de escribir en post its, debajo de unas caritas (Emojis) de muy contenta a muy triste, pasando por una neutra, las sensaciones que les había provocado esta rueda de prensa especial y qué actitud toman ellas y ellos ante una situación así. Los post its debían de colocarlos junto a tres oraciones/preguntas que consideramos clave:

1.- ¿Crees que te expones tú en tus redes sociales o en las de tu familia?

2.- Las fotos que colgamos o lo que decimos en redes sociales lo hacemos para

🙂 tener recuerdos para mí de buenos momentos

  :/ no lo sé, me da igual

  😦  conseguir “likes”

3.-¿Qué habrías hecho tú ante esa intromisión en tu intimidad que ha vivido tu compañera?

 

#EducaDerechosMOOC

PROYECTO DE FORMACIÓN “PARTICIPA EN TU ESCUELA”

Desde la asociación que presido, Quera, y de la cual soy técnico de participación y dinamización infantil y adolescente llevamos a cabo este proyecto de formación para el profesorado pero también para el alumnado basado en el artículo 12 de la convención (aunque también se traten otros artículos) y llamado “PARTICIPA EN TU ESCUELA”

p4

En un primer momento se establece una gincana con pruebas dirigidas al alumnado enfocadas a situaciones en las que se puede participar activamente en la escuela. Son pruebas muy diversas basadas en el juego pero también en el debate. Si queréis saber más o que las exportemos a vuestro centro educativo, no dudéis en poneros en contacto conmigo: infancia@asociacionquera.orgEste proyecto tiene una metodología de trabajo donde prima la inclusión y el empoderamiento de la infancia. Es decir, las actividades no irán dirigidas en ninguno de los casos y será el mismo alumnado que, dependiendo de sus intereses o inquietudes llegue, o no, a una conclusión final.

p2

A continuación, el profesorado recibe una formación en participación infantil, inclusión y convivencia en la escuela. Con el equipo docente establecerá una metodología de debate, donde a partir de ciertos puntos concretos de vida escolar, haya turno de palabras para hablar y llegar a conclusiones. Se ponen situaciones exactas del día a día en la acción educativa, desde pruebas de examen, pasando por salidas complementarias o tiempos de patio pero sobre todo, el proceso diario de Enseñanza/Aprendizaje. Además, una vez hecho este trabajo, se hace una pequeña ponencia donde se habla de participación infantil en la escuela: “Teoría y herramientas para la participación real bajo el paraguas de UNICEF.”

Los OBJETIVOS GENERALES que se pretenden son:

  • Desarrollar una cultura participativa dentro de estructuras y relaciones sociales que así lo favorezcan.
  • Otorgar poder, por parte de las personas adultas, a favor de la corresponsabilidad y el respeto a la capacidad social de la infancia y adolescencia.
  • Superar el modelo de educación autoritario interiorizado por las generaciones adultas, que dificulta la comprensión del ejercicio de los derechos de las y los menores de edad.
  • Reconocer, valorar y promover la participación de las personas menores de dieciocho años.
  • Capacitar a la infancia desde muy pequeña para desarrollar el espíritu crítico y el concepto de ciudadanía de todos, todas y para todas y todos.

 

Además, dentro de cada una de las actividades que se proponen, perseguimos también una serie de OBJETIVOS ESPECÍFICOS:

  • Conocer las posibilidades reales de participación del alumnado dentro de su propio proceso educativo.
  • Capacitar al alumnado en su propio proceso de Enseñanza / Aprendizaje.
  • Descubrir y aplicar el aprendizaje consultivo y proyectivo.
  • Reconocer la importancia de la señalización y de las normas de convivencia.
  • Establecer el debate como resolución de conflictos y / o establecimiento de pautas de convivencia.
  • Formar a los maestros en participación infantil y ciudadanía global.
  • Reconocer la infancia como protagonista de su escolarización.
  • Establecer herramientas y ejemplos claro para el profesorado para que puedan llevar a cabo la participación entre el alumnado.

Nos encontraríamos entre el quinto y el octavo escalón según La escalera de la participación de Roger Hart.

p5

LOS DESAFÍOS DE LA PARTICIPACIÓN INFANTIL EN LA ESCUELA

EDUCACIÓN EN Y CON DERECHOS_4

En esta serie de monográficos secuenciados sobre el sistema general de educación y su puesta en práctica en el aula desde la perspectiva de derechos, llegó el momento de plantearnos cuál es el mayor reto de la participación infantil y cómo abordarlo desde el ámbito educativo.

Desde la más sincera de mis experiencias a través de diversos centros educativos, como coordinador de la formación continua docente en los mismos, bajo el prisma teórico de mi titulación como técnico en ciudadanía global y participación infantil, como dinamizador de consejos de participación infantil y adolescente y como “MAESTRO”, puedo decir que es el miedo. Miedo al  cambio, miedo a progresar, miedo a perder la autoridad… Esto es lo que, sin verbalizar, siente el equipo docente que se enfrenta ante un modelo educativo basados en los artículos 12 y 13 de la CDN.  PERO:

ARTICULO INTEF 1

Partiré de lo importante antes de ponerme a redactar sobre lo necesario. Y, ¿por qué? Pues simplemente porque transversalizar el derecho a la participación en la escuela -y en cualquier ámbito- es algo urgente y, repito, necesario pero si como docentes no consideramos que es importante nunca atenderemos a esta demanda ciudadana ni escucharemos activamente y desde una oreja verde.

-Es importante pues dignifica al alumnado como sujeto activo de su aprendizaje tal y como prescriben las normativas de educación, tanto nacionales como autonómicas.

-Es importante porque desarrolla la autonomía (esa de la que tanto se nos llena la boca) y la responsabilidad ya que aprender a participar es aprender a ser responsable, crític@ y comprometid@. Si en comunidad (escuela y familia) las niñas y los niños participan van a ir adquiriendo una serie de competencias que son claves para la demanda social y laboral del siglo XXI.

-Es importante porque el niño y la niña sí que sabe participar desde el momento en que nace. ¿O acaso cuando reclaman agua siendo bebés, explotan con un llanto o desarrollan la sonrisa social, no pretenden y quieren participar? Lo que ocurre es que desde nuestra mirada adultocéntrica y etnocéntrica, pronto encorsetamos esos esbozos de participación en unas convenciones sociales que poco tiene que ver con la lógica o el desarrollo competencial de una ciudadanía global.

Y es que, ¿desde dónde nos dirigimos a nuestro alumnado?

ARTICULO INTEF

Plantearnos, como docentes, esta pregunta es básico para poder avanzar. Como dijo el filósofo y pensador Cicerón ya en el siglo I a.C, “si quieres aprender, enseña”.

Cada día estamos en contacto con nuestros y nuestras discentes siendo para ellas y ellos el súmmum del saber y la autoridad. Por contra, la E/A (enseñanza y aprendizaje) son dos conceptos que van íntimamente ligados y que tienen contacto bidireccional entre ellos. Es por eso que me gusta representarlos con una / intermedia como símbolo de unión y de igualdad y no con un guion que simboliza oposición. Es por eso que cada día debemos aprender de nuestro alumnado y dejarnos contaminar por la infancia (Malaguzzi, Loris).

Si consideramos al niño (y a la niña) como menores y nos dirigimos a ellos con este concepto, no hacemos más que empobrecerlos y considerarles como sujetos de una etapa cero. Desde la mirada de la infancia, viendo el mundo con las gafas del paidocentrismo, nos daremos cuenta que les hablamos desde un estadio superior.  Eh tú, que estás ahí, que estás por crecer, que eres menor… ¿Menor que quién? Solo en términos jurídicos son menores de edad; por lo demás, ciudadanía de pleno derecho y de interés superior. A parte de la del “menor” y de la “ya crecerán” existe otra forma de dirigirse a la infancia que tampoco les beneficia sino al revés, les sumerge en un estado de necesidad constante. Ésta es la que yo denomino como la de “El protegido”. Se piensa, como ciudadanía adulta, que la niña y el niño de nuestro primer mundo ya lo tiene todo pues dispone de familia (en sus múltiples formas), de sanidad, de educación…es decir, está protegido. Considerando a niñas y niños como meros sujetos de protección , no nos damos cuenta que no favorecemos en nada su desarrollo de empoderamiento en destrezas y habilidades sociales que les capaciten para su buen presente y su mejor futuro. Desde esta dimensión nuestro alumnado se encuentra solo en una participación simple o de florero según la escalera de la participación de Roger Hart (1992). Aun habrá maestras y maestros que consideren que su alumnado participa en el sistema pero debemos recordarles que participar no es “estar presente” o “hacer lo que me dicen en clase” sino que si participamos, debemos formar parte de la planificación, coordinación, búsqueda de herramientas, decisión, ejecución o evaluación como etimológicamente indica el término. Del modo en el que mayoritariamente está nuestro grupo en clase, es un modo receptor y pasivo o lo que sería lo mismo, participan del sistema pero no con él.

¿Por qué es necesario? Con todo lo anterior ya podemos dar respuesta a esta pregunta ya que si establecemos la necesidad de transversalizar la participación infantil en el sistema educativo veremos el verdadero valor educativo que ésta tiene.

Para participar, por supuesto, tenemos que partir de sus propias capacidades así como su nivel de desarrollo tanto cognitivo como madurativo. Hecho esto cualquier niño, niña o adolescente puede tomar parte en su proceso de enseñanza/aprendizaje e intervenir como agente activo y como un verdadero actuante en el sistema.

Es necesario perder ese miedo desde lo atractivo que pueden resultar los procesos de participación en la escuela ya que nos hacen sentirla como comunidad, como nuestra casa, formando y tomando parte de todo y en todo. Si queremos imponer procesos o estrategias participativas en alumnado, compañeros docentes o familias, probablemente éstos fallarán. Debemos ayudar a que se pierda el miedo mostrando los beneficios que conlleva participar y crear una estructura democrática, cooperativa e inclusiva en nuestro grupo/aula. Fomentado y desarrollando en comunidad  capacidades o aptitudes como la escucha activa, la resiliencia o la empatía, conseguiremos una mejora de la comunicación basándonos en relaciones educativas de respeto y confianza.

 

articulo intef 2

#EducaDerechosMOOC

CORTOMETRAJES: “La vida efímera” y “Binta y la gran idea”

EDUCACIÓN EN Y CON DERECHOS_3

En este artículo sobre educación y derechos haré alusión a dos cortometrajes que nos ayudan, como habitantes del denominado primer mundo, a hacer una reflexión sobre los derechos de la infancia, la necesidades y los deberes que tenemos como personas.

Empezaré con LA VIDA EFÍMERA de Pere Joan Ventura.

doc-lavidaefimeraAntes de pasar a responder una serie de cuestiones concretas que ayudan a la reflexión y sin hacer “spoiler ninguno” me gustaría comentar un dato que, como ciudadanía occidental, blanca y acomodada, mínimamente debe resultarnos escalofriante: 9 de cada 100 niños y niñas no llegan a los 5 años simplemente por paludismo. No hay banco de sangre en Guinea, no se sabe ni lo que es. Hay que comprarla en el momento. Como no la hay, pequeñas y pequeños mueren por una simple anemia. Alimentos escasos, sangre escasa y realidad cruda.  A partir de los ocho años, se puede empezar a soñar con el futuro…

Analizando las recomendaciones sobre los contenidos acerca del desarrollo que podemos y debemos aplicar en el aula empezaré comentando que el propio desarrollo como tal está fuertemente relacionado o interrelacionado con el binomio de justicia vs injusticia. Desde el primer mundo, el desarrollo está concebido como un crecimiento económico ya que éste es el principal medio para ascender, mejorar y en definitiva, dar calidez a nuestras vidas. Analizando las desigualdades que vemos en este cortometraje, la pobreza extrema, la falta de recursos y el abuso de derechos en unas zonas de la Tierra en detrimento de otras, nos hace madurar hacia el concepto de desarrollo como algo mucho más amplio. La reflexión que genera el cortometraje o la abertura de miras nos hace ver el desarrollo como una autoconstrucción de conceptos en sociedad. Las personas, ayudadas y acompañadas de su contexto deben construir y ampliar sus capacidades  para poderse sentirse ciudadanía de pleno derecho, poder reclamar y poder tomar las riendas. Sin esta concepción del término desarrollo, primero a nivel individual pero poco después a nivel de comunidad, no hay progreso.

Un cortometraje como éste, puede producir una serie de sentimientos positivos (o negativos) en nuestro alumnado. A mí entender, y desde mi experiencia, el aprendizaje dialógico y en comunidad de todos estos contenidos transversales es básico para el desarrollo de cualquier objeto curricular que queramos enseñar.  Considero adecuada la utilización de este tipo de contenido en el aula porque los medios de comunicación nos hablan a menudo de cualquier emergencia humanitaria a sanitaria de una manera puntual pero sobre todo, sesgada, politizada y con un gran toque de sensacionalismo.  Las desigualdades mundiales y por tanto diferencias de desarrollo (por exceso o por defecto)  representadas únicamente por personas como víctimas nos muestra una realidad etnocéntrica, es decir, vista y basada desde nuestra perspectiva. El nivel educativo más adecuado para ver este tipo de contenidos no tengo que decidirlo yo, sino tú que me estás leyendo como docente o como educador, ya que todas y todos educamos y aprendemos a lo largo de nuestra vida. Dependerá del clima o la confianza que tengas tú y tu grupo, del tipo de metodología que estés habituado a desarrollar pero, también de su estado madurativo y/o experiencias previas. Las imágenes duras pueden provocar traumas, eso está claro. Pero infantilizar el aprendizaje es un retroceso, e importante, hacia el desarrollo integral del niño y de la niña (CDN-1989).

Dejar atrás el fatalismo permitirá, tanto a nosotros como a nuestro alumnado, el entendimiento de las situaciones y de las diversas realidades all around the world desde una perspectiva global, empática y reflexiva.  Considero pues que esta perspectiva solo puede suscitar en el alumnado un impacto positivo ya que tomará conciencia de su papel como ciudadana o ciudadano global que aporta y que defiende en materia de derechos para avanzar hacia un desarrollo universal más tolerante, justo, cívico, ecológico, pacífico y crítico.

_______________________________________________________________________________________

Pasando a comentar “Binta y la gran idea” de Javier Nesser daré una pincelada sobre el argumento: el padre de Binta, tras hablar con su amigo Souleyman, reaccionó ante las barbaridades que a diario se cometen en el primer mundo. Los recursos son explotados sin control y el “desarrollo” (concepto sobre el que se basa esta reflexión sobre los dos cortometrajes)  es insostenible. binta

Reflexionando sobre cómo se abordan en la película cada uno de los cinco conceptos que vertebran los contenidos sobre derechos de infancia y ciudadanía global, en qué escenas aparecen y cómo se tratan, comenzaré definiendo cuales son dichos conceptos ubicados de manera esquemática en esta mano:

mano

UNICEF-INTEF

BINTA Y LA GRAN IDEA

Los cinco conceptos son la interdependencia, cambios y futuro, justicia social, imágenes y percepciones y conflictos y su solución. A continuación, voy a intentar explicar cada uno de ellos y como son tratados en la película.

Considero importante definir, al menos desde mi punto de vista, cada uno de estos conceptos a la vez que los relaciono con las escenas del cortometraje que podréis ver si pincháis en el link que he enlazado un poco más arriba. 

En el pulgar encontramos la interdependencia: ésta supone darse cuenta de que todo está interrelacionado, aunque parezca ajeno o lejano a nuestra realidad, y traerá consecuencias para cualquier parte implicada. El padre de Binta empieza a pensar en la correlación directa que hay entre los que tienen el “progreso” y sus conciudadanos de Senegal.

En el dedo índice de esta mano de conceptos que vertebran los contenidos en derechos, encontraríamos cambios y futuro. Dos conceptos perfectamente ligado pues en los cambios, en la evolución entendida como una acumulación de progresos lenta y gradual y también en la revolución como cambio brusco y radical, está futuro. El padre de Soda concibe que, por tradición, las niñas no pueden ir a la escuela. El momento del teatro, este fantástico role-playing, donde las niñas y los niños como portadores de  derechos que son, dan lecciones.

El corazón de los conceptos: la justicia social. Podríamos definirla como el hecho de detectar y reaccionar ante las injusticias sociales. En el role-playing que estos niños y niñas juegan están dando a conocer una injusticia, vista desde su mirada no contaminada, desde la mirada de la infancia, desde el paidocentrismo más puro. Negarles el derecho a ser maestras, doctoras, políticas o abogadas no tiene derecho y es injusto. 

No quiero desvelar la “bonne idée” que Binta había escrito en aquella carta pero no hace más que demostrar que la infancia tiene poder y no es única y meramente una etapa a proteger sino a acompañar, a escuchar, a apoyar… ¡Y con enorme justicia social!

Las imágenes y percepciones , dedo anular. Muchas veces percibimos la realidad del mundo que nos rodeo a través de imágenes únicas, equivocadas o sesgadas. Esto ocurre por la falta de empatía, el etnocentrismo o el adultocentrismo (tres contenidos que se pueden observar en el cortometraje de Nesser. El padre de Soda, del mismo modo que el niño que hace el teatro apuestan por una mujer  para y por la casa. Una madre, esposa y cuidadora. Se necesitan abrir las miras, ponerse otras gafas para observar la realidad del entorno. En cambio desde su propia mirada que no conoce nuestras convenciones sociales, los habitantes de esta aldea no pueden entender como alguien como nosotros puede ser feliz con un reloj que tenga una alarma , que moleste, que se active, que te avise de cosas. 

Como meñique tenemos, conflictos y solución. Este binomio no hace más que recordarnos que cualquier problema no debe aturullarnos. Al contrario, debe convertirnos en exploradores y exploradoras, hacernos fuerte y buscar la estrategia oportuna para hallar la solución. En la película tenemos dos conflictos claros: en un primer lugar el del padre de Soda que no permite a su hija ir a la escuela; por otro lado, el del padre de Binta que animado por su amigo conoce e investiga sobre una acción que se está llevando a cabo en los países desarrollados y que traerá consecuencias nefastas para su aldea.  ¿Creéis que encontrarán la solución? Repito: no hago spóiler. Os invito a verlas.

 

A continuación pasaré a mencionar los sentimientos que creo que pueden suscitar  así como su impacto sobre el aprendizaje. 

Este es uno de los cortometrajes que yo suelo ver con mis grupos de alumnado en las etapas de primaria, sin importar la edad. Por supuesto, partiendo de un aprendizaje dialógico y del nivel madurativo en el que se encuentren, los conceptos que se trabajen o las conclusiones a las que se lleguen, variarán. Por ser una película alegre, cualquier niño o niña puede verla y, sin ser juzgados por nosotras ni nosotros, puede opinar. Toda opinión es válida. Ver en equipo, analizar y extraer ideas sobre Binta y sus compañeros de aldea, impactará de manera muy positiva sobre el aprendizaje ya que, como mínimo, aportará una visión crítica hacia las cosas y nos hará cuestionarnos convenciones sociales que tenemos como personas adultas que, quizás, sean un sinsentido para la infancia. Cada una y cada uno que piense.

El hecho que el director utilice como actores a miembros de la comunidad donde  estaba rodando, aporta mayor realismo a la historia pero, sobre todo, hace ver de una manera más completa y global a los miembros de una comunidad. Además, aspecto para mí más importante, el aprendizaje se hace multidireccional pues no solo aprendemos los espectadores sino los propios actores, actrices, equipo de rodaje y toda la ciudadanía. Porque todas y todos somos ciudadanos globales.

EDUCACIÓN EN Y CON DERECHOS_2

No eres más que un niño.

Y con orgullo.

A continuación daremos una series de referencias de niñas y niños que, con orgullo, bien hacen honor a la infancia como una etapa plena en la ciudadanía global.

Yusra Mardini: niña Siria que, con solo 15 años, empujó durante más de tres horas un bote lleno de refugiados de su país.

Sophie Cruz: cinco años, mexicana. En 2015, el Papa Francisco visitó Washington en busca de inmigrantes indocumentados. Sophie pidió reunirse con el Papa y con el presidente de los Estados Unidos. La niña dijo: “Creo que tengo derecho a vivir con mis padres. Tengo derecho a ser feliz. Mi papá trabaja muy duro en una fábrica de galvanizado de piezas de metal. Todos los inmigrantes como mi papá alimentan a este país. Merecen vivir con dignidad. Merecen vivir con respeto “.

Ishmael Beah: es un escritor y activista de derechos humanos de Sierra Leona. En media de una guerra civil de su país tuvo que huir y separarse de su familia. A los 12 años, fue forzado a convertirse en un niño soldado hasta que lo rescató UNICEF. Publicó unas memorias para contarlo.

kid-2529907_1920

Malala Yousafzai: una activista pakistaní defensora del derecho a la educación de las niñas y mujeres. Malala nació en Mingora (Pakistán), el 12 de julio de 1997. Con solo 15 años, la joven fue el objetivo de un atentado talibán que casi acaba con su vida. A Malala le encantaba ir a la escuela y aprender junto a su padre, profesor, y sus compañeras. Sin embargo, en 2008 todo cambió cuando los talibanes tomaron el control de su pueblo ya que se prohibió que las niñas fueran al colegio. Malala no lo aceptó y  comenzó a pregonar sobre el derecho a la educación por diversos lugares del país, a pesar del peligro que suponía. Con solo 11 años, publicaba su diario para visibilizar todo lo que estaba ocurriendo en su país en el blog de la cadena BBC.

Greta Thunberg: hija de artistas. Cuenta que la primera vez que oyó hablar del cambio climático fue en 2011, cuando tenía ocho años. Ella no entendía por qué no se estaba haciendo nada al respecto de ese cambio que iba a afectarnos tanto.​ Tres años más tarde, se deprimió, dejó de hablar y de comer, y finalmente fue diagnosticada con Síndrome de ASPERGER entre otras. Se ha convertido en una defensora y activista medioambiental a nivel mundial.

Como docentes, y como educadores tanto de la educación formal como de la no formal, tenemos que ser conscientes que ser Niña o Niño es un don. Es una etapa vital y de plenitud, con sus derechos que no son solo el de la protección al que estamos acostumbrados. La infancia debe ser protegida, sí. Pero también es portadora de otros muchos más derechos, capacidades y aptitudes que tenemos que valorar y potenciar. Tenemos montada una sociedad y un sistema en la que creemos que el niño y la niña son una etapa cero de la vida. LA ETAPA QUE YO DENOMINO LA DEL: “YA CRECERÁN” “son nuestro futuro”, “cuando seas mayor”…

Esto es algo muy típico que no hace más que empobrecer y menospreciar a la infancia y, por consiguiente, a nuestro alumnado. “YO,  QUE SOY EL ESTADIO SUPERIOR DEL SER HUMANO, DE LA PERSONA, TE HABLO A TI, QUE ESTÁS POR CRECER”
Según el compositor y artista ANDRÉ STERN, posicionarnos así delante de la niña y del niño no hace más que crear distancia y que tratarlos como menores. ¿MENORES QUE QUÉ? Sólo a nivel legal son menores de edad. Por lo demás son ciudadanos de primera a los que no sólo hay que proteger

#EducaDerechosMOOC

 

EDUCACIÓN EN Y CON DERECHOS_1

Durante estos días de confinamiento, realizaremos un diario de aprendizaje sobre los conocimientos que vayamos aprendiendo y, sobre todo, compartiendo en el curso del INTEF #EducaDerechosMOOC .

En esta primera reflexión hablaremos sobre las razones que han motivado nuestra inscripción en el curso, no sin antes redactar la premisa que pasa de manera transversal por todo nuestro compromiso docente: “El NNyA es un sujeto de derechos y es ciudadanía, al igual que nosotras y nosotros. No se encuentra en ningún estadio cero que ya crecerá sino que es portador de toda una serie de capacidades, contenidos y aptitudes que deben contaminarnos”.

RAZONES CONCRETAS:
-Aprender y compartir estrategias que, como maestro y Técnico Municipal de Infancia, basada en la participación infantil y la ciudadanía global, me ayuden a transversalizar el contenido del currículum en materia de derechos.

-Participar activamente en este cambio de paradigma que precisa el sistema.

-Ayudar a transformar la manera que tenemos, como adultas y adultos, de dirigirnos a la infancia.

#EducaDerechosMOOC

guide-423824_1920

Ciclo del agua

dav

Una experiencia muy chula, que no requiere casi tiempo y que podéis tanto en casa como el colegio.

¿QUÉ NECESITAS?

-Una bolsa (tipo congelado), rotus permanentes u otras pinturas que sirvan para plástico y un poco de agua.

Se trata de dibujar el ciclo del agua y pegarlo a la ventana, con un poco de agua dentro. Es recomendable que a esta ventana le dé el sol en algún momento del día. Tampoco pasa nada si no tiene sol directo pero sí claridad. El experimento funciona igual.

El agua se condensará arriba de la bolsa originando las gotas y el vapor que forma las nubes. Con el frío de la noche, el agua volverá al mar de origen. Les encanta.

(Se puede colorear el agua con una tinta de rotulador que ya no funcione. La tinta interior de un rotulador seco siempre sirve para colorear líquidos)

Los aparatos y sus órganos

¿Quién dijo que estudiar ciencias era aburrido y denso?

Nuestro alumnado ha podido disfrutar con esta experiencia sensorial llena de contenido, conceptos y, sobre todo, aprendizaje.

Después de ir viendo en clase los principales aparatos, sus funciones y los órganos que los componen nada mejor que usar nuestro cuerpo para simular que, con unas gafas rayos X, nos vemos por dentro.

IMG_20200217_101300

¿Qué hemos utilizado?

-Camiseta blanca vieja, rotus de tela, pintura de tela (abacus o setacolor), papel de periódico.

1.Nos agrupamos por parejas.

2.Nos colocamos la camiseta directamente sobre el propio cuerpo. Esto lo hacemos así porque sobre la piel, la pintura se va fácilmente y no resulta tóxica, en cambio, sobre otra camiseta o ropa, probablemente la estropearíamos al traspasar el tejido.

3.Usamos nuestro cuerpo como lienzo y otr@ compañer@ nos dibuja el aparato elegido a escala. Aquí hay que ayudar un poco a algún alumn@ puesto que tienen tendencia a dibujar en “pequeñito” y acumulan todo su diseño entre la garganta y los pulmones…

4.-Después de un tiempo, para evitar emborronar o estropear el diseño, nos quitamos con cuidado las camisetas en el vestuario y volvemos a clase extendiéndolas bien e introduciendo en ellas una hoja de papel de periódico. Terminamos de colorear.

¿QUÉ HEMOS CONSEGUIDO?

-Aprender jugando.

-Tener una camiseta “molona” para lucir en verano o para hacer una fiesta de disfraces.

-Hacer compañerismo. IMPORTANTÍSIMO. Perder el miedo al contacto, a experimentar el frío o la sensación que nos produce la pintura sobre la piel…